arrancar dientes de leche cabecera

¿Se debe arrancar los dientes de leche?

Esta semana se ha hecho viral este vídeo en el que unos padres intentan sacar un diente de leche a su hijo utilizando el viejo truco del hilito y la puerta.

Si todavía no lo has no dejes pasar la oportunidad… ¡Te va a sorprender!

El vídeo se grabó en Calgary (Canadá) y ha saltado de las redes a los medios de comunicación. En cuestión de horas el vídeo daba la vuelta al mundo y de ello se hacían eco periódicos y televisiones de nuestro país.

En los últimos meses nos han llegado también otros vídeos en los que padres o niños utilizan drones para arrancar -que no extraer- dientes de leche. Este lo veíamos hace sólo unos días:


Más allá de valorar la intencionalidad y conveniencia de grabar vídeos con menores y subirlos a la red, en Clínicas Nobel queremos analizar en esta entrada si se debe o no arrancar los llamados dientes de leche.

¿Qué son los dientes de leche?

En este mismo blog, hace unas semanas les hablábamos de lo que los dentistas conocemos como dentición primaria: Dientes de leche: lo que todos los padres deberían saber

Para sintentizar algunas de las claves de aquel artículo podemos resumir en que:

  • la dentición primaria se compone de 20 piezas (no 32)
  • son más anchos y más frágiles que los dientes permanente
  • la raíz es más larga, pero también más delgada
  • a los 12 años ya se suelen haber caído

Función de los dientes de leche

Además de facilitar la masticación durante la infancia, los dientes de leche sirven de guía a los permanente. 

¿Qué ocurre cuando los dientes de leche se mueven?

Para poder entender nuestro consejo, creemos conveniente explicar el proceso en el que está inmersa la dentición de un niño cuando un diente de leche se mueve.

En realidad, lo que sucede es que el diente permanente se está nutriendo de la raíz del diente de leche para crecer. Es decir, el nuevo diente se nutre del primario en su propio beneficio y este último pierde, por tanto, la sujeción y el apoyo.

¿Hay que arrancar los dientes de leche?

Aunque probablemente antes de empezar nuestra entrada conocieran las respuesta, es ahora cuando vamos a enumerar razones de peso sobre por qué NO se deben arrancar a la fuerza los dientes de leche:

El diente permanente puede salir torcido

Como decíamos, el diente de leche es una guía. Por tanto, la pieza permanente, al perder su guía puede perder también la dirección.

Se puede retrasar la aparición del nuevo diente

Hemos explicado que el diente permanente se nutre del diente de leche para su propio crecimiento. Es por ello que el eliminar la pieza primaria antes de tiempo puede ralentizar la aparición de la nueva pieza.

Se impide la erupción

Como bien sabemos, la dentición no es una fija e inmóvil. Si se elimina una pieza, las adyacentes pueden tender a ocupar el espacio edéntulo y, por tanto, obstaculicen la aparición del diente definitivo e, incluso, llegar a impedirlo. El diente, por tanto, podría quedar incluido dentro del hueso.

Otra de las consecuencias podría ser el generar un desgarro en las encías, lo que los dentistas conocemos como dilaceraciones gingivales.

¿Y si el diente se mueve pero no termina de caerse?

A veces, el hecho de que un diente se mueva pero acabe por caerse de forma natural supone un verdadero incordio tanto para la masticación como para la dicción del niño.

En estos casos, antes de recurrir a una puerta o a un drone, le recomendamos que visite nuestra consulta para tomar la decisión adecuada.

En Clínicas Nobel contamos con expertos en Odontopediatría que le darán un consejo profesional sobre cuál es la mejor opción.

Deja un comentario