Nobel Rivas: 914 998 150 | Nobel Fuenlabrada :910 228 947 rivas@clinicadentalnobel.esfuenlabradaclinicadentalnobel.es

En Clínicas Nobel en Fuenlabrada y Rivas siempre tratamos de salvar las piezas dentales originales.  En la medida de los posible, siempre trataremos de aplicar empastes, coronas o cualquier tratamiento. La extracción dental es, sin duda, el último recurso.

Sin embargo, verdaderamente, hay ocasiones en las que no disponemos de otra alternativa. En el ámbito odontológico conocemos esta práctica como exodoncia.

¿Por qué hay que practicar una extracción dental?

Lo más frecuente es que la pieza en concreto esté dañada por la caries o por otras agresiones, pero también existen otras situaciones en las que la mejor alternativa es extraer un diente.

Es relativamente frecuente que, en edades tempranas, los dientes de leche o dientes primarios impidan que los permanentes afloren . También lo es que, a edades adultas, una pieza bloquee la salida de otra.

Por otro lado, hay tratamientos médicos, como, por ejemplo, oncológicos, que pueden facilitar que infecciones (abcesos) y, en ese caso, la solución es también la extracción dental.

Pero, quizás, el caso más habitual de extracción es el de las muelas del juicio del que ya les hablamos recientemente en este mismo blog.

¿En qué consiste el procedimiento?

En primer lugar, todas las extracciones dentales que realizamos en Fuenlabrada y Rivas Vaciamadrid están precedidas de un estudio radiológico.

A partir de aquí podemos proceder a dos tipos de extracciones:

  • Extracción simple

Se trata de un procedimiento relativamente sencillo en el que se anestesia -generalmente local- la zona a tratar. Se utiliza un elevador para facilitar la salida de la pieza y con unos forceps se procede a retirar el diente o muela.

Este tipo de extracciones se realizan en aquellos dientes que están visibles.

  • Extracción quirúrgica

Estos procedimientos son más complejos y requieren una evaluación más cuidadosa. Además deben ser practicados por un cirujano maxilofacial porque se necesitan realizar ciertas incisiones en la encía para poder practicar las extracciones dentales.

En este caso es posible que se suministre anestesia por vía intravenosa, aunque no siempre es necesario.

En estos caso se suelen aplicar uno o varios puntos de sutura que necesitarán retirarse posteriormente.

¿Cuál es el postoperatorio?

Tras una extracción dental cabe esperar un ligero sangrado y, frecuentemente, cierta hinchazón. Hay ciertos medicamentos como el ibuprofeno que pueden ayudar a tolerar ciertas molestias en los casos más simples. Una compresa fría también le puede ayudar a calmar la inflamación y el dolor.

Para contribuir a la recuperación es importante no fumar en las siguientes 24 horas, beber con una pajita y no enjuguarse enérgicamente. Todo ello podría retrasar la cicatrización de la zona.

En función del tratamiento, a veces conviene tomar antibióticos, pero esto deberá ser evaluado por el profesional que realice el tratamiento.

Si ha sido sometido a un tratamiento quirúrgico, inicialmente deberá evitarse rozar la zona afectada (comer, por ejemplo).

Lo normal es que la zona se recupere completamente en una o dos semanas.

Si percibe cualquier tipo de alteración, que la hinchazón, el sangrado o el enrojecimiento persisten, no dude en acudir a la consulta del profesional odontológico.

En Clínica Dental Nobel, en Rivas y Fuenlabrada, realizamos extracciones dentales con todas las garantías. ¡Pida cita!

A %d blogueros les gusta esto: