Nobel Rivas: 914 998 150 | Nobel Fuenlabrada :910 228 947 rivas@clinicadentalnobel.esfuenlabradaclinicadentalnobel.es

Las muelas del juicio son el tercer tramo de molares. En el argot odontológico las llamamos cordales. En la mayor parte de la población salen en su tardía adolescencia o al inicio de la veintena. De hecho, su nombre hace referencia precisamente a que es en esa época cuando las personas empezamos a tener mejor juicio, en el sentido de madurez. ¿Es siempre así? Seguramente no.

Muelas del juicio, dientes problemáticos

En cualquier caso, cuando están perfectamente alineados y sanos, esos dientes se convierten en piezas fundamentales. Sin embargo, lo más frecuente es que sean problemáticos y haya que extraerlos. De hecho, según un estudio, al 70% de los españoles le ocurre en el maxilar inferior y al 45% en el superior.

Los problemas pueden ser múltiples y variados:

  • que se coloquen en posición horizontal
  • que estén giradas o hacia los segundos molares
  • giradas hacia dentro
  • giradas hacia fuera

Esta mala alineación puede provocar apiñamiento, dañar los dientes adyacentes, la mandíbula o los nervios.  También es relativamente frecuente que se produzcan infecciones y, de forma más habitual, cuando no salen del todo son más propensos a padecer caries y gingivitis.

Por lo general, cuando hay dolor, hay problemas y hay que tomar medidas.

¿Cuándo hay que sacar las muelas del juicio?

Un buen dentista como los que formamos parte del equipo de Clínica Dental Nobel, siempre tratará de salvar una pieza dental. Para evaluarlo, la prueba radiológica resulta fundamental.

Sin embargo hay casos en los que la mejor solución es extraer las muelas del juicio:

  • Si va a resultar imposible colocarla en una posición correcta
  • Cuando es el origen de otros problemas como infecciones, quistes, algias, etcétera.
  • Cuando esté dañando otras piezas.
  • Cuando impide una correcta mordida
  • Cuando han salido sólo parcialmente y son propensas a las infecciones por la acumulación de comida en la zona y la dificultad en la limpieza.

Como norma general, si representan un problema, lo más adecuado es extraerla puesto que no se traducirá en ningún problema estético ni funcional.

¿En qué consiste la extracción de las muelas del juicio?

A pesar de que es una operación muy temida, no siempre resulta tan traumática como se cree popularmente. La intervención en la que se extraen las muelas del juicio dura entre 10 y 45 minutos.

La extracción de una muela del juicio que ha erupcionado completamente es tan sencilla como la cualquier otro diente. Los casos problemáticos se producen cuando hay que realizar una incisión en la encía para realizar la extracción. Generalmente habrá que eliminar también una parte del hueso en el que está insertada. En este caso, extracción se hará en pequeñas partes para reducir el daño en el hueso.

En ambos casos se recurrirá a la anestesia o sedación, por lo que el posible dolor quedará neutralizado.

El post operatorio es relativamente cómodo, siempre y cuando se sigan las recomendaciones del dentista.  La duración, como siempre, dependerá de la persona, de los cuidados y de su salud bucodental en general.

En Clínica Dental Nobel Rivas y Fuenlabrada realizamos la extracción de muelas del juicio con las máximas garantías. ¡Pida cita!

 

A %d blogueros les gusta esto: