Nobel Rivas: 914 998 150 | Nobel Fuenlabrada :910 228 947 rivas@clinicadentalnobel.esfuenlabradaclinicadentalnobel.es

Como ocurre en muchas otras especialidades, en odontología se han producido grandes avances en los últimos tiempos. En el ámbito sanitario se ha hecho especial hincapié en desarrollar tratamientos preventivos porque, a largo plazo, son los más efectivos.

En esta entrada le presentamos uno de ellos que, quizás, quienes lean estas líneas desconocen porque, a pesar de existir desde los años setenta, no se habían popularizado. Es por ello que, ahora que muchos de nuestros lectores son padres y madres, entendemos que estas líneas les serán de gran interés.

Esperamos que así sea.

¿Qué son los sellados dentales?

El sellado dental es un tratamiento que se aplica en niños y adolescentes para evitar que se cree caries.

Se trata de “pintar” los molares y premolares con una resina acrílica que se adapta a los dientes y se convierte en una fina capa protectora contra la caries.

De alguna forma, este material supone un aislante para las piezas dentales que las protege de futuras dolencias y agresiones.

Es posible que, en algunos casos, se valore su aplicación en los dientes de leche, pero no son los más frecuentes.

¿Cuándo se debe realizar un sellado dental?

Los molares nacen entre los 6 y los 12 años de edad. Es esta época cuando se empiezan a producir las primeras visitas al dentista que será quien determine si es recomendable o no realizar el tratamiento. En principio, cuanto antes, mejor.

En principio NO es siempre necesario para todos los niños o adolescentes. Sólo en los casos en los que la propio morfología de la dentición lo indique se valorará realizar este tratamiento.

En ocasiones, la forma de estas piezas dentales consta de unas fisuras que, sumadas a la una determinada alimentación, aumentan exponencialmente el riesgo de sufrir caries. Pero no siempre.

En Clínicas Dentales Nobel en Fuenlabrada y Rivas valoramos cada caso de forma individual antes de tomar medidas al respecto.

No deben colocarse en muelas recién salidas o cuando ya haya caries.

¿Cómo se ponen? ¿Duele?

El tratamiento es bastante sencillo y se realiza durante una única visita al dentista, sin dolor y sin anestesia.

Con los dientes limpios y se secos se coloca un material sobre el diente, que después se enjuaga y se seca.

A continuación, el dentista procede al sellado gracias a la aplicación de un material que deberá secarse con una luz especial.

 

¿Cuánto dura?

Como referencia, podemos decir que un sellado dental protege los dientes hasta los años. Como siempre decimos, todo depende de la higiene y de las especiales condiciones de cada persona.

En cualquier caso, será el especialista quien supervise las condiciones en las que se encuentra el tratamiento. A veces puede ocurrir que se desprenda o se desgaste y se necesitará hacer un arreglo con material de sellado.

 

A %d blogueros les gusta esto: